Monet y Klimt fueron los que despertaron en mí el interés por la pintura. El cuadro "El beso" y semejantes paisajes... No les pude resistir (quizá influyó un poco mi nombre) y quise yo también "probar" con el pincel. Me impresionan por la armonía y el brillo de los colores, la luz, la originalidad, la belleza. Crean infinidad de imágenes en mi mente y me empujan a plasmarlas en el lienzo.

el_beso